HomeAuxiliar



AEG presenta su nueva línea de cocción asistida

AEG lanza una nueva línea de cocción asistida, SenseCook. Se trata de la gama más avanzada de placas de inducción de la marca, que permite un mayor control del tiempo y la temperatura para garantizar la precisión en la cocina. Para ello, esta línea está compuesta por tres familias de placas de inducción equipadas con diferentes sensores que combinan rapidez, flexibilidad y precisión. SenseFry proporciona la temperatura y el tiempo adecuados para que la carne siempre esté hecha al gusto. Por su parte, las placas de SenseBoil detectan las vibraciones del agua en ebullición y bajan la temperatura automáticamente. Y  SensePro permite un control absoluto del proceso de cocción gracias a la sonda térmica, única en el mercado.

La sonda térmica inalámbrica de SensePro -sin batería- se convierte en un asistente para la placa, ya que permite saber la temperatura del núcleo del alimento, con una precisión +/-1 ºC. Además, gracias al control -grado a grado- de la sonda, ofrece la posibilidad de cocinar al vacío a baja temperatura, abriendo así múltiples posibilidades en la cocina.

Otra de sus ventajas es que posee pantalla TFT a color, para un control e interacción avanzados. De esta forma, es posible controlar y ampliar las zonas de cocción con un solo toque mientras se recibe información sobre las zonas activas.

Las prestaciones de esta nueva placa de inducción se completan con un temporizador inteligente Eco individual para cada zona,  que permite ahorrar energía automáticamente. También cuenta con avisador acústico y apagado automático de seguridad.

SenseFry, AEG

Uniformidad para freír, sellar o dorar

En lo que respecta a SenseFry, la placa de inducción con sensor de fritura hace que se mantenga una temperatura uniforme del aceite para freír, dorar o sellar. Para ello, solo es necesario elegir el tipo de alimento y el resultado deseado. Una única pantalla táctil a color TFT ofrece el control absoluto sobre el proceso: monitoriza el estado de cada zona y se ajusta a las necesidades, una forma intuitiva de controlar con precisión lo que ocurre sobre la placa.

Además, cuenta con función FlexiPuente, que permite combinar hasta cuatro zonas para aprovechar al máximo el espacio disponible. Sea cual sea la forma o tamaño del recipiente para cocinar, se obtendrá una distribución uniforme del calor.

Finalmente, SenseBoil identifica cuándo ha alcanzado el agua el punto de ebullición. Las placas vienen equipadas con unos sensores ubicados debajo de la superficie cerámica que detectan las vibraciones de las burbujas y bajan la temperatura automáticamente, evitando que el agua se derrame. Además, se pueden utilizar recipientes con o sin tapa y su función PowerBoost permite aumentar la potencia de la zona al máximo.

SenseBoil, AEG

No hay Comentarios

Deja un comentario