HomeA fondo



delivery comida a domicilio

El mercado de la comida rápida continúa con la racha positiva de los últimos años, fruto de la evolución del consumo privado, el dinamismo del turismo con sus cifras récord en 2017 y el crecimiento de la oferta de locales, reflejo de la buena coyuntura de la hostelería. De hecho, el estudio Sectores «Comida rápida y a domicilio» del Observatorio Sectorial DBK Informa, concluye que las ventas totales de los establecimientos de comida rápida y a domicilio crecieron un 5,6% en 2017, alcanzando los 3.320 millones de euros.

Predominio del mostrador e impulso del delivery

El informe también distingue entre los tipos de servicio. Por un lado, las ventas en mostrador representan el 86% del total de las ventas, cifrándose en 2.870 millones de euros y suponiendo un aumento del 4,5% el pasado año.

Por otro, el servicio delivery mostró un comportamiento más dinámico, gracias a la entrada de las principales cadenas en este negocio y la buena aceptación por parte de los clientes. Así, este tipo de servicio generó unas ventas de 450 millones de euros, un 13,1% más que en 2016. Todo apunta a que durante este año se afianzará la tendencia del delivery, puesto que, por ejemplo, la plataforma de comida a domicilio Just Eat registró en el mes de marzo de 2018 un millón de pedidos, batiendo un récord histórico desde que llegó a España en 2010. Sin embargo, estas cifras positivas contrastan con los resultados de otras empresas, como Glovo o Deliveroo, que en 2016 registraron considerables pérdidas: los números rojos de la primera ascendieron hasta los 4,52 millones de euros, mientras que las pérdidas operativas de la segunda alcanzaron los 141 millones de libras (162 millones de euros).

Las pizzerías, líderes en el crecimiento de las ventas

En función del tipo de establecimiento, el segmento de las cadenas de pizzerías continúa encabezando el crecimiento de las ventas como ha hecho otros años. Impulsadas por el crecimiento del servicio delivery y la ampliación del número de locales por parte de las principales enseñas, la facturación de este tipo de cadenas creció un 8,4% en 2017, hasta los 620 millones de euros.

En el caso de las hamburgueserías, estas alcanzaron unas ventas de 1.765 millones, con un crecimiento del 6,1%, similar al contabilizado por el grupo de otros establecimientos, cuya facturación se cifró en 365 millones de euros. Por su parte, los ingresos de las cadenas de bocadillerías crecieron un 0,9%, hasta los 570 millones de euros.

catering

Las franquicias continúan al alza

Las franquicias vuelven a adquirir especial relevancia frente a los locales independientes, puesto que suponen tres cuartas partes de la oferta total de establecimientos, que se situó en 4.890 en 2017, mostrando una tendencia ascendente. Por tipos, destaca el peso de las hamburgueserías, con 1.450 locales, registrando además el mayor número de aperturas. A continuación se situaron las bocadillerías (1.280) y las pizzerías (1.245), mientras que el grupo de otros establecimientos alcanzó los 915 puntos de venta.

Alto grado de concentración

El sector presenta un alto grado de concentración, de manera que las cinco primeras cadenas reunieron en 2017 el 72% del mercado total y el 53% de los establecimientos. A corto y medio plazo las ventas del sector de comida rápida y a domicilio mantendrán una evolución positiva, estimándose tasas anuales de variación del 4-5% en el bienio 2018-2019

No hay Comentarios

Deja un comentario