HomeAuxiliar



resuinsa

Resuinsa ha puesto en marcha la primera instalación en España diseñada especialmente para textiles inteligentes, que cuenta tanto con el software como con el hardware. Todo ello se ha llevado a cabo mediante el sistema RFID, un ‘chip’ que controla toda la trazabilidad del producto, de manera que se conoce tanto el número de lavados que lleva como la pérdida de prendas.

Esta instalación, que se encuentra en la lavandería Mogan de Gran Canaria, recibe la ropa sucia de varios hoteles, por lo que esta tecnología digitaliza todo el proceso de control de los artículos. De esta manera, se prescinde de realizarlo a través de un recuento manual, como se estaba haciendo hasta el momento.

Félix Martí, director general de Resuinsa, fue el encargado de explicar el funcionamiento de este sistema en el marco de Hostelco 2018, acompañado del embajador de la firma, el chef Martín Berasategui. Concretamente, apuntó que la lavandería cuenta con una primera cabina en la que se introduce la jaula que llega con los artículos de diferentes establecimientos, los cuales son también pesados en esta misma cabina.

Toda la información de las prendas aparece en una pantalla, cuyos datos se van almacenando en el software. Después, los textiles se distribuyen en los canales de lavado según sus características y su posterior planchado. Cuando están listos, se vuelven a introducir en una segunda cabina para recontar los artículos y retornan a la cabina inicial para emitir los albaranes de salida a cada establecimiento.

Sábanas de hasta 1.000 hilos

La innovación y la tecnología también son protagonistas en la calidad de tejidos de los textiles. De hecho, Martí anunció también en la feria una colección de sábanas de 300 a 1.000 hilos, ya que estos son uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir esta prenda.

“A mayor cantidad de hilos por pulgada, más finos serán y, por tanto, más suaves al tacto. Una sábana de 1.000 hilos es un producto de alta gama que hasta el momento no se ha encontrado en el mercado, aunque se hablaba del mismo. Nuestro equipo de I+D+i ha logrado fabricarlo, partiendo de las calidades habituales de 300 a 500 hilos hasta pasar de 600 a 1.000”, apuntó.

Las ventajas de estos artículos radican en que se acentúa el tacto natural y ligero, así como la sensación de dormir entre sábanas de seda. Asimismo, cuenta con la garantía de resistencia y durabilidad al lavado industrial, una de las principales demandas de los hoteleros.

No hay Comentarios

Deja un comentario