HomeActualidad



juan jose sanchez en su ponencia en hip 2018

Las páginas en Facebook de restaurantes son un gran mecanismo de acercamiento de los establecimientos hacia el consumidor. Es fácil crear una y conseguir unos cuantos seguidores, pero no es tan sencillo que esta crezca y reporte beneficios para el local. Para llegar al punto en el que nuestra página de Facebook mejore el revenue del restaurante debemos conseguir que esta traduzca su éxito en reservas. ¿Cómo conseguirlo? Juan José Sánchez, de Faceclub Social, aporta unas cuantas claves.

Mucha gente cree que solo conseguirá una estrategia efectiva si invierte dinero en anuncios en la red social de Zuckerberg y en parte está en lo cierto, aunque queda un pequeño rayo de esperanza para aquellos que se resisten a rascarse el bolsillo. Esta se concentra, básicamente, en trabajar la página en Facebook de manera minuciosa y constante. 

En este sitio personal de nuestro local debe estar “toda la información detallada, cuidando todos los aspectos como son ubicación, teléfono, página web, horario o email, ya que es lo primero que va a buscar nuestro usuario. Asimismo, hay que utilizar mucho la fotografía y compartir imágenes de nuestros platos ya que es lo que mejor funciona”, comenta Sánchez en su intervención en HIP. Completando todo esto, tendremos un primer gran paso dado. Seguimos.

“En nuestras publicaciones también tenemos que incluir datos de contacto, bien sea a través de botones para reservar directamente, lo que yo aconsejo, o contactar con nosotros. En este sentido, os aconsejo tener una plantilla fija que copiar para que nuca se nos olvide“, explica Juan José. Este añade: “También es bueno que publiquemos ofertas con cierta periodicidad. Eso sí, sin abusar de ellas y limitándolas en el tiempo”.

Apoyarse en la potencia que tienen los eventos

Para el ponente especializado en Facebook, los eventos son una potente herramienta gratuita en la que los gerentes de restaurantes deben apoyarse. Su facilidad de difusión y contenido informativo resultan claves en este aspecto: “Organizar showcookings, talleres o similares es de utilidad, a la par que sencillo. Puedes invitar a mucha gente y que esta, a su vez, también lo haga. Es fácil que un evento se viralice  y la gran ventaja está en que podemos añadir aspectos como enlaces de reserva, fotos, vídeos o compra de entrada anticipada, entre otros, que llevarán tráfico a nuestra web”.

Las entradas o eventos se pueden promocionar con Facebook Ads. Obviamente tiene un coste pero, acorde a lo expuesto por Juan José Sánchez, la riqueza de este hecho está más en la información que podemos obtener de la promoción más que del mero alcance en sí.

Subir nuestra carta a la red

Otro punto que juega a nuestro favor es el de poner la carta al alcance de todos. Los usuarios entran y ven dónde estamos, qué tipo de restaurante somos… ¿por qué no enseñarles lo que ofrecemos? Lo primero que puede venir a la mente para satisfacer esta demanda es sacar nuestro smartphone del bolsillo, hacer una foto y subirla. Fácil, rápido y sencillo, sí, pero no lo mejor.

“Hay un opción en la propia página de Facebook que se llama menú en la que se puede subir la carta en distintos formatos. Es bueno invertir un poco más de tiempo en este apartado ya que la visualización desde el móvil es perfecta. Además, otra opción que tenemos es la de subir distintos menús, como los de días señalados del tipo San Valentín, ya que se pueden editar fácilmente y borrar cuando ya no sea útil”, desgrana Juan José Sánchez.

Si aún queremos un poco más, tenemos la posibilidad de utilizar Facebook Messenger. Este requiere más tiempo y dedicación, aunque su recompensa puede ser mayor. Es el más utilizado por los millenials y nos permite una interacción más amplia y directa, pero se debe tener cuidado con su uso. “Hay que ser cautos con el tono utilizado y disponer de todos los materiales necesarios ante las posibles preguntas par atender la reserva. Se debe poner especial ojo también en los tiempos de respuesta; estos no deben bajo ningún concepto exceder los 30 minutos ya que los clientes no están dispuestos a esperarnos”, manifiesta Juan José.

Si decidimos finalmente invertir en Facebook Ads…

Llegado a este momento, con todo lo anterior hecho al dedillo seguimos buscando algo más. Hemos decidido probar las promociones y nos hemos decantado por Facebook ¿Qué debemos esperar de esta acción? Juan José Sánchez así lo argumenta: “Facebook es la red social con mayor alcance de usuarios. Dentro de la plataforma de publicidad tenemos total control sobre el rendimiento de la campaña; si esta no funciona la paramos, si vemos que está yendo especialmente bien, quizá podamos invertir un poco más. Todo se mide en tiempo real, ofreciéndonos segmentación, un público concreto al milímetro con datos muy extensos”.

Tras escuchar esto, queda claro que las posibilidades son infinitas, pero que también hay muchas posibilidades dentro de la misma campaña. La cuestión es dar con el clavo: “Especialmente bien funcionan las campañas de ámbito local, a las que se le aplica una segmentación geográfica. También aquellas en las que empleamos segmentación de intereses, lanzándose la campaña a gente a la que le guste lo que ofrecemos”, puntualiza Juan José.

“Utilizar campañas está muy bien, pero no debemos saturar. Una impresión cada cinco días es un ratio adecuado. Además, hay que tener en cuenta otros aspectos como que el texto no debe representar más del 20% del anuncio o la hora: siempre lanzar el anuncio en horas de decisión, de nada sirve que lo vea cuando ya ha comido o ya ha cenado. Sí, despertará ganas, pero se perderá el efecto inmediato. Y, finalmente, tener la web en condiciones porque, si tenemos todo apunto y el usuario llega a nuestra web para dar el paso final y esta no funciona, nada habrá valido la pena“, concluye Sánchez.

No hay Comentarios

Deja un comentario