HomeAuxiliar



Cashlogy, diseñado para el comercio y la hostelería, permite devolver cambio, almacenar monedas y billetes, y detectar fraudes.

El Grupo Azkoyen, multinacional tecnológica con sede en Peralta (Navarra), ha anunciado la comercialización desde el 2 de Enero de 2012 de Cashlogy, su primer dispositivo de pago automático para comercio y HoReCa (hostelería, restaurantes y cafeterías).

Cashlogy, cuya fabricación se llevará a cabo íntegramente en Navarra, es fruto del trabajo de su equipo de I+D. Azkoyen es el único fabricante que incorpora sus propios componentes internos, gracias a su amplio conocimiento en materia de gestión del efectivo. Tras más de 65 años desarrollando innovadores sistemas de validación adaptados a las necesidades del mercado, es el líder europeo en fabricación de dispositivos de cobro y pago.

Cashlogy tiene su origen en varios estudios llevados a cabo por el equipo de Azkoyen, dónde se analizaron los inconvenientes más habituales y con mayor impacto económico en los negocios (por las pérdidas desconocidas del efectivo a causa principalmente de errores internos, hurtos o robos). Fruto de esas investigaciones se desarrolló una solución capaz de eliminar estos problemas.

Cashlogy, un concepto nuevo en el mercado español que no sólo optimiza la gestión del efectivo sino que refuerza también la seguridad en las transacciones, supone un gran avance en velocidad y seguridad -dos elementos claves en el sector del retail-. Se trata de un sistema automático de aceptación y cobro, lo que garantiza el cambio exacto al tiempo que evita los descuadres de caja en la recaudación diaria, y reduce sustancialmente los fallos ocasionales en la devolución de cambio y los consiguientes pequeños conflictos que pueden surgir en esas situaciones, al tiempo que permite al empleado centrarse en atender al cliente. Además, Cashlogy introduce mejoras higiénicas para empleados y clientes al reducir el contacto y manipulación de billetes y monedas.

«Conscientes de que la gestión del efectivo es el gran reto de los sectores de Comercio y HoReCa, en los que, aún hoy, es habitual comprobar cómo su contabilización se sigue realizando de forma manual, con los consecuentes perjuicios derivados de una gestión poco segura de la recaudación (descuadres por fraudes, hurtos o robos), estamos muy satisfechos del desarrollo de Cashlogy como la solución a todos estos problemas», explica Miren Jiménez, del departamento de comunicación del Grupo Azkoyen.




No hay Comentarios

Deja un comentario