HomeEtiquetasPublicaciones etiquetadas a "consumo"




hosteleria grupo de personas comen en un bar y restaurante del sector de la hostelería

Las buenas noticias para el sector hostelería continúan en este quinto mes de 2018, aunque en este caso no esté estrictamente ligado a este periodo temporal. Porque es ahora cuando hemos conocido que el gasto en restauración ha aumentado en los últimos cuatro años un 3,4%, una cifra importante y que, además, es un ascenso que se sitúa por encima del avance del consumo doméstico, de un 1,6%. Todos estos datos son fruto de un estudio realizado por Kantar Worldpanel.

Respecto a la alimentación fuera del hogar, el decrecimiento en el gasto en alimentación, y el aumento realizado en hostelería, se achaca al aumento de la renta familiar y a la tendencia hacia el consumo fácil, al haber menos tiempo para cocinar.

¿Qué grupos influyen más en el resultado?

En referencia al consumo de alimentación –tanto dentro como fuera del hogar–, se señalan como principales tendencias a tener en cuenta en los próximos años, el aumento de la población, su envejecimiento, más personas que viven solas, mayor poder adquisitivo, una mayor apuesta por los productos locales, por los productos saludables, un consumidor más ligado a las nuevas tecnologías, y, en general, con poco tiempo disponible.

Respecto a la tendencia a una alimentación más saludable, las grasas contenidas en los alimentos lideran la preocupación de los ciudadanos (según datos de abril de 2017). En concreto, a un 74% de los consumidores les preocupa la presencia de grasas saturadas en lo que comen, y a un 70% si contienen aceite de palma en particular. Por detrás, con un 59%, se sitúan los conservantes, y a más distancia el azúcar (46%) y la sal (44%).

En general se observa una mayor apuesta de los consumidores por la opción “veggie”, con un avance en las ventas de frutas y verduras que ha pasado del 13,3% de 2014, al 24,1% en 2017. En el caso de los alimentos orgánicos, el estudio señala que en España sólo representa el 2,1% del total de alimentos frescos, pero ha tenido un fuerte crecimiento desde 2014, de un 26%.







bares y restaurantes

La hostelería es uno de los pilares españoles, tanto si hablamos de creación de empleo como de fuente de ingresos. Ahora también sabemos que es una de las grandes fuentes de gasto, tal y como podía preverse por ser una de las elecciones principales tanto en momentos de ocio, como durante el trabajo. Y es que la media de gasto por español en cafeterías, bares y restaurantes se sitúa en loa 1.859 euros al año, tal y como asegura el estudio ‘Restauración en España 2018’ elaborado por Fintonic.

Estas cifras se deben a una asistencia media de 62 veces al año y se presenta bastante dispar entre comunidades autónomas. Por un lado tenemos a madrileños y catalanes como los españoles que más cuantía de sus presupuestos destinan a cafeterías, bares y restaurantes, con 2.378 y 2.541 euros de media respectivamente. A continuación, las residentes en las Islas Baleares, con 1.965 euros.

En el otro lado de la balanza, están los más ‘austeros’ u ‘ahorradores’, según se mire. Estos son los extremeños, gastando de media 1.149 euros, y los habitantes de Castilla y León, con 1.194 euros.

Reinan las cadenas

Coincidiendo con el gran momento que atraviesa la restauración organizada, las cadenas de restauración son la elección más habitual. A ellas acuden los españoles de media 10 veces al año, dejándose 183 euros, aunque de nuevo se repite una afluencia mayor en la Comunidad de Madrid. En la comunidad madrileña la media asciende hasta las 16 visitas y un gasto medio de 258 euros por cliente.

Dentro de estas cadenas organizadas la comida rápida se sitúa en lo alto de la clasificación. Así, los locales más visitados son, por orden, McDonald’s, Burguer King, Telepizza y Domino’s Pizza, en un primer bloque con una media de visitas de dos a cinco visitas por persona al año. En otro, Starbucks, Rodilla, Pans & Company o KFC, también superan las dos visitas por persona al año, pero se sitúan por debajo en el ranking.







camareros de bares y restaurantes

Este informe brinda la oportunidad de que profesionales y consumidores compartan nuevas visiones y demandas para seguir evolucionando en este área tan importante de la sociedad, que emplea de manera directa a más de 1,5 millones de personas y representa el 7,6% del PIB.

Heineken y Cruzcampo han presentado el estudio de la percepción de la hostelería, un informe detallado que
refleja claros signos de la recuperación económica del país y un cambio de preferencias de los consumidores,
que empiezan a ser más exigentes y a estar más dispuestos a premiar profesionalidad y calidad antes que precio.

Factores más valorados

Las cualidades más importantes del servicio hostelero son la profesionalidad y empatía del equipo humano,
la comodidad de las instalaciones, el servicio en mesa y la amabilidad en el trato, según datos arrojados por el
estudio de hostelería. Otros aspectos importantes que hacen decantarse por un local u otro, son la higiene y la calidad de los productos.

Respecto a los camareros, la cualidad imprescindible arrojada a la luz es la necesidad de que sean profesionales,
valorando significativamente la buena atención (69,3%) y que sean agradables (63,5%). Un dato relevante referido a la formación de los camareros, es que la mitad de los encuestados resalta la importancia de que tenga buen conocimiento del producto que sirve. Además, otros aspectos importantes que se valoran en ellos son el conocimiento de su oficio (46%), la rapidez (41,7%) y la atención personalizada (24,4%).

Los productos que se ofrecen también tienen un peso relevante a la hora de elegir un establecimiento u otro:
seis de cada diez personas eligen su bar en función del tipo de cerveza que sirve. Además, que estén bien servidos, sean de primeras marcas, la variedad de los mismos y que sean productos de mercado, son otros aspectos esenciales para los consumidores.

Pérdida de clientes

La creciente exigencia de los españoles con el sector de la hostelería lleva al estudio de hostelería a analizar las razones por las que los ciudadanos dejan de acudir a un bar o restaurante. Después de la baja calidad de los productos y la mala cocina, el mal servicio es la tercera razón por la que no volverían a un establecimiento. Otros motivos importantes son la falta de profesionalidad de los camareros, los precios caros y la lentitud al servir.

Los locales favoritos

La asistencia a establecimientos hosteleros se multiplica en verano: tres de cada cuatro ciudadanos prefieren esta
época del año para acudir a bares y restaurantes. Así, la estación estival es la preferida por un 76,3% de los encuestados, frente a un 13,6% que elige primavera, un 7,1% invierno y un 3% otoño. Estos datos muestran cómo el buen tiempo y las vacaciones animan a los consumidores a consumir fuera de casa y por ello, cómo los empresarios hosteleros deben reforzar sus plantillas para afrontar la temporada alta, buscando profesionales bien formados.

El estudio de hostelería también recoge datos de cómo los fines de semana son el momento en el que más
se frecuentan bares y restaurantes (60,7%) frente al consumo de días laborales (39,3%). Unido a este dato, otra de las principales conclusiones extraídas es que siete de cada diez españoles acuden a los bares más de una vez a la semana, frente a un 20% que acude solo una vez por semana.

Además, los datos obtenidos constatan la sociabilidad de los españoles, ya que la mayoría de los encuestados
acude a los bares y restaurantes acompañados. En este sentido, eligen a su pareja como la mejor compañía (39%), aunque a poca distancia de los amigos (35,1%). Les siguen los familiares (17,1%) y los compañeros de trabajo (7%), siendo la opción de ir solos la última elegida por un 1,8%.

También cabe destacar que los españoles son los europeos que más gastan en bares y restaurantes, destinando un 15% de su renta, porcentaje que dobla el promedio de la UE.

Lo más demandado

Los motivos que llevan a los consumidores a visitar los establecimientos hosteleros son el tapeo (59%), el
consumo de bebidas (52,4%), la cena (39,9%) y el almuerzo (31,6%). Estos datos corroboran los de Cerveceros de España, que señalaban que la cerveza es la bebida fría más consumida en el canal hostelero y que en 8 de cada 10 ocasiones se toma acompañada de una tapa. Y es que la cerveza puede suponer una cuarta parte de la facturación de los establecimientos de hostelería y hasta un 40% para los locales con menos de 10 empleados.

Los locales favoritos

Los consumidores también son exigentes con el tipo de locales y de comida a la hora de elegir un bar o restaurante.
Así, los bares y restaurantes ganan con un 98,8% dentro de las preferencias de los españoles, dejando de lado a los establecimientos buffet y de comida rápida.

Atendiendo a los datos, los bares de ambiente desenfadado son los preferidos por más de la mitad de los encuestados (54,1%) frente a los restaurantes de atención en mesa, que ocupan el segundo lugar en cuanto a preferencia (44,7%). Tan solo una pequeña parte de los encuestados se decanta por los restaurantes de buffet y los de comida rápida.

En cuanto a la elección de un establecimiento por su tipología, la cocina tradicional española sigue siendo
la más popular en nuestro país, elegida por siete de cada diez encuestados, seguida de la cocina española de vanguardia (26,9%) y la cocina internacional (26,8%). Sin embargo, la comida rápida y la ecológica no reúnen muchos adeptos entre los encuestados.

Por su parte, la decoración de los locales es también un aspecto importante para los consumidores. La mitad de
los encuestados por el estudio de hostelería prefieren los bares de toda la vida, mientras que un 29,2% se decanta por los locales acogedores, un 9,6% por los modernos y un 8,6% por los locales elegantes y sofisticados.







mesa de restaurante

El pasado año fue especialmente brillante para el sector hostelero, tanto en el ámbito de crecimiento como la creación de empleo. Durante 2017, el sector de la hostelería creció en valor un 5,7% y un 3,5% en volumen en 2017. Todo ello gracias al aumento de confianza de los consumidores, el auge del turismo (en cifras récord) y las altas temperaturas que prevalecieron en todo el país durante buena parte del año, según recoge el informe de Nielsen 360.

Esta mayor confianza del consumidor se da fundamentalmente en horas diurnas, después del trabajo y en la hora del aperitivo, y cae de nuevo el consumo durante las noches. Es más, durante los últimos 10 años el número de locales nocturnos se ha reducido en un 30%.

Las dos caras del pasado año

2017 recopiló grandes datos para el sector de la hostelería pero su crecimiento a lo largo del año fue dispar. El primer semestre registró un crecimiento global del 5,3%, teniendo sus picos en abril y junio con auges del 7% y 9% respectivamente. Sin embargo, los últimos seis meses del año no fueron tan fructíferos. El crecimiento bajo hasta el 1,3% e incluso en el mes de septiembre se registró un porcentaje negativo.

Respecto a los segmentos más importantes, las cervezas y los vinos, sobre todo los que tienen denominación de origen, fueron los grandes baluartes de la hostelería, creciendo un 6,9% en el primer caso, y un 8,8% en el segundo. Asimismo, las bebidas no alcohólicas también ‘tiraron’ del índice hacia arriba, subiendo un 3,2%, mientras que los espirituosos tuvieron un año plano, aunque sigue el boom del gintonic.







copa de gin-tonic en una mesa

El gin-tonic está de moda entre las bebidas alcohólicas. El combinado compuesto por ginebra y tónica ha ganado enteros entre los españoles y acapara gran protagonismo dentro de la oferta de bares y restaurantes, además, obviamente, de entre las demandas del consumidor. De hecho, más que hablar de moda, podríamos lanzarnos ya al costumbrismo, en parte gracias a las propiedades digestivas que se le atribuyen.

Sea como fuere, en España ha calado hondo y su consumo se ha disparado muy por encima de otros países punteros de todo el mundo, tal y como indica un estudio realizado por Statista Consumer Market Outlook. Nuestro país lidera un ranking en el que le siguen Bélgica, Países Bajos, Reino Unido, Irlanda, Canadá o Estados Unidos, entre otros.

A continuación, una infografía en la que se muestra el consumo de ginebra en 10 países punteros y su media de consumo por persona durante el pasado año 2017.

Infografía: En España se bebe más ginebra por persona que en Reino Unido, Francia y Alemania juntas | Statista







El gasto subió en la mayoría de los grupos por primera vez desde 2008. El presupuesto destinado a bares, hoteles y restaurantes, el que más ha crecido con un auge del 9,1% respecto a 2014.

El repunte económico comienza a ser una realidad palpable, como así lo demuestran los datos emitidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el año 2015, en el que el auge del consumo de los españoles se afianzó. Los hogares gastaron más, en concreto un 1,4% más (382 euros) si tenemos en cuenta la inflación, lo que se traduce en una media de 27.420 euros por hogar; si dejamos de lado el efecto de los precios, el aumento llegó hasta el 2,2%. Por consiguiente, individualmente también se produjo un repunte del consumo y cada individuo gastó un 1,9% más que en el año anterior.

Dentro de los doce grupos en los que el INE divide el consumo de los españoles para analizar a qué destinan estos su presupuesto, la hostelería destaca como uno de los focos principales del mismo. De hecho, es el grupo que más creció. Los españoles gastaron durante 2015 en esta apartado un 9,1% más que en 2014, destacando particularmente el gasto en comidas y bebidas fuera del hogar con un auge de 207 euros (9,6% superior al año anterior).

A pesar de los buenos datos todavía queda camino para llegar a los niveles de gasto que se experimentaban antes de le llegada de la recesión económica. En el año 2006, primero en el que el INE recogió datos sobre el comportamiento de los hogares de nuestro país, estos destinaban el 10% de su presupuesto a hoteles, bares y restaurantes y, aunque ha mejorado considerablemente desde entonces, en 2015 todavía fue un 0,7% inferior.

Qué tipo de hogar invierte más dinero en hostelería

Por encima de cualquier otro, los hogares formados por una sola persona o una pareja sin hijos, son los que más dinero gastaron en el ámbito de la hostelería (un 11,3% de su consumo de 2015 procedía de ahí). Le siguen con una cifra ligeramente inferior, las familias con hijos menores de 16 años, las cuales emplean un 10,2% de su presupuesto en hostelería. En el lado opuesto se encuentran las personas o parejas de más de 65 años cuyo foco de consumo se sitúa más en otros ámbitos. Para bares, hoteles y restaurantes su inversión de sitúa en el 5,3%, cuatro puntos por debajo de la media global.

 




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario, realizar análisis de navegación de los usuarios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies