HomeA fondo



hostelería restaurantes

Texto: Javier Mesa

José Manuel Fernández, director ejecutivo de Cuarto Interior, uno de los estudios de arquitectura de referencia en la hostelería nacional, hizo una presentación en el área de conferencias de HostelShow + Expo Foodservice de marcado sentido práctico sobre cómo afrontar un proyecto de construcción o reforma en establecimientos de restauración.

Responsable de algunos de los proyectos de interiorismo más icónicos de los últimos años en la capital, el representante de Cuarto Interior fue desgranando los entresijos y los retos de algunos de ellos: Mister Lee, Gymage, El Beso Beach, Café Saigón, Rocacho, Azotea de El Círculo de Bellas Artes, Gran Vía 42, Hotel VP Plaza de España, Hotel Urban Saigón, Hotel Urso y Room Mate Gorka.

La importancia de contar con una herramienta 3D lo más potente posible para elaborar renders realistas antes de empezar los trabajos de reforma o construcción fue una de las claves apuntadas por el especialista: «El aspecto final de la decoración es lo último que se ejecuta pero lo primero que quiere ver el cliente». Fernández resaltó que esta recreación también resulta muy útil para hacer anotaciones sobre mobiliarios, iluminación, espacios o decoración del proyecto que puedan servir posteriormente de modelo claro a seguir para los diferentes oficios implicados en la ejecución de las obras.

Además, puso de manifiesto la necesidad de mantener reuniones con los responsables de cada uno de los departamentos implicados en la actividad hostelera antes de comenzar los trabajos de construcción para elaborar un diseño que respete tanto la estética como la operatividad del establecimiento.

hostelshow expo foodservice hostelería

Foto: Guillermo Navarro

Entre las tendencias más acusadas en los últimos años, según la experiencia de este especialista, destacan los trabajos de restyling de espacios que necesitan adaptarse a los nuevos gustos imperantes en el sector de la restauración, como el caso del Café Saigón, donde «fue necesario hacer una valoración previa de los elementos que se querían mantener para aplicar un nuevo lenguaje sin perder esa esencia indochina de un local emblemático». Entre estos cambios que afectan al diseño, el responsable de Cuarto Interior citó el creciente protagonismo de las barras como elemento polivalente que sirve tanto de zona de espera, de consumo, escenario de la rotación de público, así como una gran fuente de ingresos.

En cuanto a la comunicación de la esencia gastronómica de un local a través de su diseño interior, Fernández puso el ejemplo del asador Rocacho donde, a pesar de su aspecto moderno, se da total importancia a la materia prima cocinada en las tradicionales parrillas a la vista del cliente. «Aquí decidimos apostar por elementos naturales acordes a la calidad de la materia prima, con la madera y la piedra como reminiscencias del fuego y de las brasas».

Además de los elementos acústicos como factor vital en la gestión empresarial y de la experiencia del cliente, el experto destacó como tendencia en Madrid el redescubrimiento de su paisaje en altura a través de los bares y restaurantes en azoteas y terrazas como la del Círculo de Bellas Artes. Finalmente, cerró la ponencia con el nuevo énfasis de los hoteles en destacar unos espacios de restauración que se convierten en zonas vivas como prolongación de las propias habitaciones.

No hay Comentarios

Deja un comentario