HomeA fondo



camareros de bares y restaurantes

Este informe brinda la oportunidad de que profesionales y consumidores compartan nuevas visiones y demandas para seguir evolucionando en este área tan importante de la sociedad, que emplea de manera directa a más de 1,5 millones de personas y representa el 7,6% del PIB.

Heineken y Cruzcampo han presentado el estudio de la percepción de la hostelería, un informe detallado que
refleja claros signos de la recuperación económica del país y un cambio de preferencias de los consumidores,
que empiezan a ser más exigentes y a estar más dispuestos a premiar profesionalidad y calidad antes que precio.

Factores más valorados

Las cualidades más importantes del servicio hostelero son la profesionalidad y empatía del equipo humano,
la comodidad de las instalaciones, el servicio en mesa y la amabilidad en el trato, según datos arrojados por el
estudio de hostelería. Otros aspectos importantes que hacen decantarse por un local u otro, son la higiene y la calidad de los productos.

Respecto a los camareros, la cualidad imprescindible arrojada a la luz es la necesidad de que sean profesionales,
valorando significativamente la buena atención (69,3%) y que sean agradables (63,5%). Un dato relevante referido a la formación de los camareros, es que la mitad de los encuestados resalta la importancia de que tenga buen conocimiento del producto que sirve. Además, otros aspectos importantes que se valoran en ellos son el conocimiento de su oficio (46%), la rapidez (41,7%) y la atención personalizada (24,4%).

Los productos que se ofrecen también tienen un peso relevante a la hora de elegir un establecimiento u otro:
seis de cada diez personas eligen su bar en función del tipo de cerveza que sirve. Además, que estén bien servidos, sean de primeras marcas, la variedad de los mismos y que sean productos de mercado, son otros aspectos esenciales para los consumidores.

Pérdida de clientes

La creciente exigencia de los españoles con el sector de la hostelería lleva al estudio de hostelería a analizar las razones por las que los ciudadanos dejan de acudir a un bar o restaurante. Después de la baja calidad de los productos y la mala cocina, el mal servicio es la tercera razón por la que no volverían a un establecimiento. Otros motivos importantes son la falta de profesionalidad de los camareros, los precios caros y la lentitud al servir.

Los locales favoritos

La asistencia a establecimientos hosteleros se multiplica en verano: tres de cada cuatro ciudadanos prefieren esta
época del año para acudir a bares y restaurantes. Así, la estación estival es la preferida por un 76,3% de los encuestados, frente a un 13,6% que elige primavera, un 7,1% invierno y un 3% otoño. Estos datos muestran cómo el buen tiempo y las vacaciones animan a los consumidores a consumir fuera de casa y por ello, cómo los empresarios hosteleros deben reforzar sus plantillas para afrontar la temporada alta, buscando profesionales bien formados.

El estudio de hostelería también recoge datos de cómo los fines de semana son el momento en el que más
se frecuentan bares y restaurantes (60,7%) frente al consumo de días laborales (39,3%). Unido a este dato, otra de las principales conclusiones extraídas es que siete de cada diez españoles acuden a los bares más de una vez a la semana, frente a un 20% que acude solo una vez por semana.

Además, los datos obtenidos constatan la sociabilidad de los españoles, ya que la mayoría de los encuestados
acude a los bares y restaurantes acompañados. En este sentido, eligen a su pareja como la mejor compañía (39%), aunque a poca distancia de los amigos (35,1%). Les siguen los familiares (17,1%) y los compañeros de trabajo (7%), siendo la opción de ir solos la última elegida por un 1,8%.

También cabe destacar que los españoles son los europeos que más gastan en bares y restaurantes, destinando un 15% de su renta, porcentaje que dobla el promedio de la UE.

Lo más demandado

Los motivos que llevan a los consumidores a visitar los establecimientos hosteleros son el tapeo (59%), el
consumo de bebidas (52,4%), la cena (39,9%) y el almuerzo (31,6%). Estos datos corroboran los de Cerveceros de España, que señalaban que la cerveza es la bebida fría más consumida en el canal hostelero y que en 8 de cada 10 ocasiones se toma acompañada de una tapa. Y es que la cerveza puede suponer una cuarta parte de la facturación de los establecimientos de hostelería y hasta un 40% para los locales con menos de 10 empleados.

Los locales favoritos

Los consumidores también son exigentes con el tipo de locales y de comida a la hora de elegir un bar o restaurante.
Así, los bares y restaurantes ganan con un 98,8% dentro de las preferencias de los españoles, dejando de lado a los establecimientos buffet y de comida rápida.

Atendiendo a los datos, los bares de ambiente desenfadado son los preferidos por más de la mitad de los encuestados (54,1%) frente a los restaurantes de atención en mesa, que ocupan el segundo lugar en cuanto a preferencia (44,7%). Tan solo una pequeña parte de los encuestados se decanta por los restaurantes de buffet y los de comida rápida.

En cuanto a la elección de un establecimiento por su tipología, la cocina tradicional española sigue siendo
la más popular en nuestro país, elegida por siete de cada diez encuestados, seguida de la cocina española de vanguardia (26,9%) y la cocina internacional (26,8%). Sin embargo, la comida rápida y la ecológica no reúnen muchos adeptos entre los encuestados.

Por su parte, la decoración de los locales es también un aspecto importante para los consumidores. La mitad de
los encuestados por el estudio de hostelería prefieren los bares de toda la vida, mientras que un 29,2% se decanta por los locales acogedores, un 9,6% por los modernos y un 8,6% por los locales elegantes y sofisticados.

No hay Comentarios

Deja un comentario