HomeActualidad



BBVA reconocimiento facial

BBVA ha anunciado que se encuentra en pleno desarrollo de métodos de pago basados en tecnologías biométricas, un hecho que haría ‘invisible’ el momento del pago en restaurantes. De esta forma, los clientes podrían, pagar “por la cara”, es decir, que gracias al reconocimiento facial evitarán tener que pedir la cuenta, hacer colas, etc.

Por el momento, la banca ya utiliza una app en las cafeterías y restaurantes de Ciudad BBVA, gestionados por Sodexo. En las instalaciones de la empresa en el barrio madrileño de Las Tablas, más de 1.000 empleados utilizan desde sus dispositivos móviles una aplicación para automatizar los pagos, de manera que pueden pedir cafés, pagarlos, reservar mesa, comer y salir sin siquiera pedir la cuenta, lo que ahorraría tiempo tanto a los clientes como al propio negocio. Además, el sistema permite seleccionar los productos concretos que se quieren consumir para que estén listos y recogerlos sin tener que esperar, así como la programación de productos favoritos.

Tecnología para eliminar la fricción

Pero la compañía ha querido ir más lejos en su objetivo por eliminar la fricción en la experiencia del cliente en el comercio, y por ello el siguiente paso será la integración de estas tecnologías que harán “desaparecer” el proceso de pago. El sistema, para el que ya se están realizando pruebas piloto, reconoce la cara del usuario mediante cámaras provistas de inteligencia artificial y realiza el cargo directamente en la tarjeta asociada al perfil.

Las pruebas se están realizando en el restaurante Central de BBVA, un establecimiento que acoge cada día a una media de 2.000 personas en un periodo de tan solo dos horas y con una oferta gastronómicas que incluye más de 15 menús distintos. El proyecto se está llevando a cabo con la tecnología de Veridas, la ‘startup’ de biometría que BBVA creó en 2017 junto con Das-Nano. La firma está especializada en el desarrollo de ‘software’ para la verificación y autenticación digital de la identidad personal, a través del reconocimiento facial, de voz o de imágenes o documentos o con la lectura de huellas.

En este caso, el sistema emplea algoritmos de ‘machine learning’, a través de los cuales las máquinas “aprenden” a identificar tanto los rostros de los usuarios como los productos de la bandeja, para efectuar correctamente el cobro en su tarjeta.

“Nuestra aspiración es crear nuevas experiencias de pago que ayuden personas y comercios a mejorar sus vidas y negocios, algo que forma parte de nuestra estrategia de convertir la banca digital en un asesor de sus clientes”, explica el responsable de Global Payments de la empresa, Ignacio Bañón.

No hay Comentarios

Deja un comentario