HomeHigiene



lavavajillas de Eurofred

Eurofred trae al mercado español la última generación de túneles de lavado, el Elettrobar River Multi 414, que crea un nuevo estándar en el sector Horeca en prestaciones, funcionalidades, productividad y bajo consumo y una jugosa relación precio-rendimiento.

El nuevo lavavajillas con transportador de estantería Elettrobar River Multi 414 incluye un dispositivo de recuperación de calor y un túnel de secado en línea que, gracias a su avanzada tecnología, ofrece un consumo extremadamente reducido, de hasta 0,6 litros por canasta.

Incorpora, además, un innovador sistema de lavado y enjuague adaptativo múltiple de alta eficiencia con bomba de doble flujo y gestión de velocidad electrónica, así como otras características operacionales, ambientales y de ahorro que no deben considerarse “opcionales”. También destaca por su facilidad de uso, flexibilidad operativa, seguridad y calidad y su fácil limpieza.

Lavado y secado eficientes

Elettrobar River Multi 414 de Eurofred dispone de una bomba de doble flujo de 2.7 kW -equivalente a una bomba tradicional 3.5 kW-  que alimenta 60 boquillas IdroWash2 direccionales dispuestas en 5 brazos en una longitud de solo 50 centímetros, que realizan un “cepillado” hidráulico que elimina la  suciedad con eficacia.

El agua se mantiene a una temperatura constante de 60°C en programas estándar y 63°C en programas intensivos. En el proceso de secado se utiliza aire a 70°C tomado del exterior y calentado por un intercambiador de 6 kW (9 kW opcional). Un ventilador turbo radial de 550 W envía un flujo de 1.400 m3/hora a dos bocas superiores. El secado está optimizado tanto para platos como para vasos y objetos cóncavos que deben recibir aire desde abajo.

Un consumo adaptado

El consumo de agua se adapta a la productividad y tipo de objetos a lavar: para enjuagar los platos se necesita principalmente agua desde arriba, para los vasos y los recipientes contenedores el agua debe venir de abajo. La extraordinaria capacidad de enjuagar Toprinse permite diferenciar el flujo entre la parte superior de los brazos e inferior para eliminar un gasto inútil sin afectar al rendimiento.

Por su parte, el consumo eléctrico varía con la productividad y el tipo de objetos para lavar, de manera que el costo de operación del equipo se adapta en todo momento a las necesidades del servicio. El sistema adapta también el flujo de agua, optimizando el consumo en función de la velocidad de avance y el tipo de objetos a lavar. Según el programa que se utilice el ahorro de agua puede llegar al 26%.

No hay Comentarios

Deja un comentario