HomeCocinaBar / Restaurante



La nueva gama de bloques de cocción a medida de Adisa se diferencia claramente gracias a su diseño. Además, la firma ha actualizado todas las líneas de producto y ha ampliado y mejorado su red de distribución y los plazos de entrega.

Adisa ha llevado a cabo una revolución con el objetivo de abordar cambios en su gama de cocinas a medida Monoblock, sin implicar por revolución dejar atrás sus pilares de robustez, potencia y durabilidad. La primera de ellas es un reposicionamiento de la oferta ya que, a partir de ahora, se ofertarán cuatro series que se diferencian fundamentalmente en su diseño. Estas son Garbino, Vitange, Mistral y Libeccio, destacando especialmente esta última por sus acabados de fibra de carbono, convirtiéndola en una cocina con un carácter singular.

Todo ello, gracias al empleo de nuevos equipos, agencias de comunicación y diseño, y consultores de I+D, que hicieron posible este paso adelante de las cocinas de la compañía de Barcelona. En Junio de 2017 la compañía lanzó la primera gama de cocinas modulares en la historia de Adisa que ha mantenido la esencia de la marca: sobres de trabajo de 3mm, componentes de alto rendimiento y la posibilidad de fabricación a medida.

Así, Adisa, ha desarrollado esta gama con dos profundidades, 800 y 900, disponibles en dos series de Diseño: Garbino y Vintage, y con la posibilidad de fabricar los neutros a la medida exacta que pida el cliente para adaptarse a cualquier espacio. Con la versatilidad de disponer de más de 170 combinaciones diferentes de componentes eléctricos y a gas.

cocina modular adisa

Posibilidad de recepción en una sola pieza

Otro avance significativo que se da con las nuevas cocinas es el sistema de montado y envío de la mima. Y es que, una vez configurados los bloques de cocción modulares de Adisa, se abre la opción de solicitar un acabado compacto. Esto se traduce en la oportunidad de recibir la cocina en una sola pieza, sin juntas, con un sobre único, tanto en las configuraciones murales –800 y 900–, como en configuraciones para cocinas centrales –1600 o 1800–. Gracias a este sistema de fabricación, se reducen los costes cuando se busca una cocina a medida y en una sola pieza, y además se esquivan los molestos problemas de certificación y funcionamiento posterior.

Nuevos componentes para dar continuidad al trabajo

Durante estos tres primeros meses de 2018, Adisa comercializará seis nuevos componentes de gas certificados para su gama de cocinas modulares. Esto se suma a una extensa lista de proyectos que tienen en mente dentro del departamento de I+D, que abarcan tanto más componentes como aplicaciones totalmente nuevas en colaboración con agencias de diseño y chefs de prestigio. A mayores, a partir de mayo de este año, Adisa impartirá sesiones de presentación de novedades en su showroom de Barcelona que servirán como punto de encuentro para sus distribuidores y el cliente final.

Precisamente esta red de distribución ha sido ampliada dentro de una nueva política empresarial. Con ella pretenden prevalecer la fidelidad de la marca por encima del volumen o el tamaño del distribuidor, premiando factores como el tipo de proyectos que afronta el distribuidor, así como la profesionalidad de su equipo técnico.

Una aplicación específica para el distribuidor e instalador Adisa

Con una red profesional cada vez más amplia y las mejoras que llegan de manera constante, se antojaba necesaria la creación de un mecanismo que facilite el trabajo de todos, en común. Por ello ha llegado la aplicación online Kitchen Creator, dirigida a sus distribuidores. Esta cotiza bloques de cocción modulares con o sin acabado compacto al momento, enviando en tiempo real la oferta en PDF, incluyendo el dibujo en el color y diseño elegido, cotas, descripciones y precios al cliente final. Esta herramienta está también disponible para Tablet Android e iPad.

Su funcionamiento es muy sencillo. Una vez registrado el usuario, es la empresa quien autoriza el acceso a la herramienta, de manera que solo los distribuidores e instaladores oficiales de la marca pueden utilizarla y cotizar a sus clientes. Al mismo tiempo, pueden diseñar el bloque sin necesidad de consultar un catálogo de papel, minimizando así posibles errores.

Asimismo, los plazos de entrega en cocinas a medida, tanto MonoBlock como Compactas, se han optimizado y el cliente recibe su cocina a medida personalizada en un plazo de entre 4 y 6 semanas

 

No hay Comentarios

Deja un comentario