HomeActualidadNoticias



La calidad asistencial pasa también por el menú

El verano es un periodo de mucho calor que puede hacer aún más pesada la estancia en un hospital, donde ya, cada día los profesionales se esfuerzan por proponer nuevas dietas y posibilidades de menú, intentando que los pacientes no se sientan tan lejos de casa. Así, los menús adaptados para el verano tienen una dos objetivos: buscar el equilibrio dietético para el paciente, a la vez que cocinar menús más acordes a las temperaturas estivales, más ligeros y frescos.

La elaboración de las comidas se adapta a las necesidades nutricionales y médicas de los pacientes ingresados, ya que existen variedades de estos menús según las patologías de los enfermos, es decir, además de la dieta basal, existen variantes del menú, con dietas estrictas, para diabéticos, hipertensos o celíacos, entre otros. Gazpachos, ensaladas, frutas y zumos destinados a llenar las bandejas de alegres colores, acordes también con la época.

La iniciativa viene impulsada por la Conselleria de Sanidad y se recoge dentro de los planes de mejora de la calidad y atención al paciente.

No hay Comentarios

Deja un comentario